Mostrando los 8 resultados

Enrique IV fue rey de Castilla desde 1454 hasta 1474. Hijo de Juan II y de María de Aragón, tuvo una vida marcada por las intrigas y las guerras civiles. Se casó dos veces, pero no tuvo hijos varones legítimos. Se le apodó “el Impotente” por su supuesta incapacidad sexual. A su muerte, su hermanastra Isabel la Católica se proclamó reina, iniciando la guerra de sucesión contra su hija Juana la Beltraneja.

Durante su reinado, acuñó varias monedas de oro, plata y vellón, con diferentes valores y diseños. Algunas de las monedas más destacadas fueron:

  • La dobla de la banda, una moneda de oro que llevaba el escudo de armas del rey con una banda diagonal y la leyenda ENRICVS DEI GRACIA REX CASTELLE ET LEGIONIS.
  • El real de plata, una moneda que tenía el busto del rey coronado y la leyenda ENRICVS DEI GRACIA REX CASTELLE.
  • El dinero o la blanca, una moneda de vellón que mostraba un castillo y un león rodeados por una gráfila circular.

Estas monedas reflejaban la autoridad y la riqueza del rey Enrique IV, así como su vinculación con los reinos de Castilla y León.